Algo tendrá el agua cuando la bendicen 

El crepitar líquido  de fuego del agua  recorre un camino sinuoso. Va y viene, emerge en caudales descendentes, se estanca, se acelera  o se reposa. Colorea de verdes  campos amarillos de labranza desmigaja guijarros, acompaña a poetas. Y en su sonoro rodar clama al silencio del telúrico deambular  de nuestras voces. Tal y como sumerges…